Como vimos en el post anterior, un alto porcentaje de la población es deficiente en VitD. Esta hormona juega un papel fundamental en muchísimos procesos y una cantidad insuficiente de la misma alterará vías metabólicas y desactivará la expresión de genes.

A continuación expondré una lista de las enfermedades que pueden ver aumentado su riesgo de desarrollo al ser deficitarios en VitD. Algunas de ellas han mostrado asociaciones o relaciones con los niveles de vitamina D y el papel exacto de la misma aún debe ser determinado. En otras, la función de la vitamina D está clara. En unos casos podríamos corregir nuestro déficit para buscar prevención de la enfermedad, y en otros casos puede ser parte del tratamiento.

Cáncer

Existen asociaciones entre el estado de VitD y la incidencia de cáncer, mostrando que aquellos con niveles adecuados de VitD tienen menos riesgo de padecer la enfermedad. Entre los tipos de cáncer asociados se encuentran de mama, próstata y colon.

El mecanismo de actuación parece ser el siguiente: las células activan la VitD la cual ejerce un papel regulador local, evitando un crecimiento anormal celular. Es importante saber que este papel se lleva cabo si aún no se ha desarrollado el cáncer. Una vez que las células se vuelven malignas, inhiben los receptores de VitD y evitan su función. Por ello es clave tener unos niveles adecuados de VitD como prevención.

Enfermedad Cardíaca

Existen relaciones entre niveles de VitD y la prevalencia de hipertensión arterial y de ataques cardíacos, en las que aquellos con deficiencia tienen más morbilidad.

La vitamina D ejerce control sobre el eje renina-angiotensina, que regula la presión arterial y el equilibrio de agua corporal. También, cuando los niveles de VitD son bajos, el calcio se acumula en las arterias y forma placas peligrosas (arterosclerosis). Las arterias tienen receptores de VitD y esta mejorará la función vascular.

Las migrañas tienen relación con la presión arterial de los vasos sanguíneos cerebrales, y la vitamina D parece ayudar a reducir su incidencia.

Síndrome metabólico

El síndrome metabólico se compone de las siguientes condiciones: hipertensión, exceso de grasa abdominal, altos niveles de colesterol, triglicéridos y azúcar en sangre. Este conjunto de síntomas tienen un origen común, el cual también suele conducir a diabetes tipo 2.

Las personas con niveles bajos de VitD muestran mayor riesgo de hiperglucemia y de diabetes tipo 2, ya que empeora la sensibilidad a la insulina y las células beta del páncreas.

Enfermedades autoinmunes

Todas estas enfermedades se caracterizan por un mal funcionamiento del sistema inmunológico, que ataca a las propias células y las destruye. Unos niveles ideales de vitamina D reducirán el riesgo de desarrollo de unas de ellas, y puede formar parte del de tratamiento en otras, ya que favorece el correcto funcionamiento de las células inmunes.

  • Esclerosis múltiple. Las células del sistema nervioso, las capas de mielina que cubren los nervios, son destruidas.
  • Diabetes tipo 1. Las células beta del páncreas son destruidas.
  • Artritis reumatoide. La capa sinovial de las articulaciones es atacada e inflamada.
  • Psoriasis. Consiste en una reproducción descontrolada de las células de la piel. El sistema inmune atacará a estas nuevas células.

Infecciones del tracto respiratorio y gripe

Riesgo disminuido en adultos con mayores niveles circulantes de 25-VitD.

Huesos, osteopenia y osteoporosis

La vitamina D es necesaria para la correcta absorción del calcio en el intestino delgado. Si eres insuficiente en VitD, el calcio se malabsorberá (de 1/3 a 1/2) y la remodelación de los huesos será empeorada. Puedes comer todo el calcio que quieras, que sin VitD, no fortalecerá los huesos.

Salud mental y demencia

Los beneficios no se presentan en el tratamiento sino en la prevención, la disminución del riesgo de desarrollo de Alzheimer, demencia vascular, demencia frontotemporal y la demencia por cuerpos de Lewy.

 

Como ves, no son pocos los riesgos a los que te expones si presentas déficit en vitamina D. Quizá no sabías del papel de esta hormona, con receptores por todas las células del organismo, que se encarga de nuestro correcto funcionamiento. A continuación te dejo una imagen resumiendo algunas funciones demostradas de la VitD. Puedes comprobar que su alcance es bastante amplio, desde los riñones al corazón, pasando por los vasos sanguíneos y el páncreas (enlace).

En el próximo post veremos cómo podemos aumentar los niveles de vitamina D en sangre, para concluir así la serie dedicada a ella.