Las caderas son articulaciones con gran capacidad de movimiento. Sin embargo, en la actualidad cada vez le vamos exigiendo menos, y conforme envejecemos vamos perdiendo capacidad.

En el post de hoy os propongo varios ejercicios para mejorar la movilidad de las caderas.

Recuerda que cuando trabajamos algún movimiento, debemos atender a que otras zonas corporales no compensen una falta de movilidad en la primera articulación para lograr el rango movimiento deseado.

Las zonas que pueden compensar por poca movilidad en caderas y las cuales debemos vigilar son los tobillos (cuando el ejercicio es con carga en los pies) y la columna lumbar.

Ejercicio 1. Trabajamos la flexión y la extensión de caderas.

 

Ejercicio 2. Ahora nos centramos en las rotaciones internas y externas.

 

Ejercicio 3. Buscamos ahora una posición profunda de sentadilla, que exige abducción, rotación externa y flexión de caderas, así como disociación del movimiento de caderas, pelvis y columna lumbar.

 

Ejercicio 4. Parecido al anterior, pero buscamos una ligera ayuda con el contrapeso de la kettlebell.

 

Ejercicio 5. Manteniendo la columna en su posición neutra, buscamos aumentar la flexión de rodillas y caderas. Trabajamos esto y la abducción de caderas.

 

¡A mover las caderas!