Uno de los rasgos físicos más deseados hoy en día es marcar la tableta de abdominales. Esto no siempre ha sido así. La imagen de cuerpo ideal ha ido cambiando durante nuestra historia, especialmente en el caso de las mujeres.

Actualmente se lleva este patrón ideal a un lugar difícil de alcanzar para la mayoría de nosotros. Los cuerpos endiosados son logrados por unos pocos privilegiados. Si añadimos a esto el uso de técnicas de fotografía y edición, y obtendremos físicos inalcanzables.

Las redes sociales también han promovido y potenciado los físicos imposibles y la necesidad de tener el six-pack para ser considerado un cuerpo bonito.

Muchos desean tenerlo pero, ¿de qué depende que se marque?

Diariamente somos bombardeados con cientos  de rutinas de entrenamiento para marcar abdomen. En 4 semanas tendremos abdominales como ladrillos. Suelen consistir en 8-10 ejercicios que debes hacer durante 15-20 minutos diarios.

Veamos ahora un par de aspectos sobre la anatomía del abdomen:

  • El recto abdominal es el músculo anterior más superficial, y presenta cortes en su línea que dan la forma de los cuadraditos. Estos cortes son tejido conectivo. Todos los tenemos, de una forma u otra, más bonitos o más feos, más o menos simétricos, pero todos los tenemos.

  • Por encima de este músculo, más superficialmente, tenemos una capa de grasa. Esta grasa está separada del músculo, son compartimentos independientes. El grosor de dicha capa determinará si esos cuadrados son visibles o no.

Por tanto, si queremos marcar abdomen, nuestros esfuerzos deben dirigirse a eliminar la capa de grasa subcutánea que reside sobre la musculatura.

 

 

¿Y qué abdominales hago para eso?

Ninguno. La realidad es que el factor determinante para perder grasa es el control alimenticio. Un déficit calórico conducirá a perder grasa de todo el cuerpo. Poco a poco, a medida que vayamos descendiendo el porcentaje graso, se eliminará también la del abdomen.

Algún estudio reciente parece indicar que una activación de la musculatura de la zona podría ayudar a movilizar la grasa cercana, pero si no existe el déficit calórico comentado, no se oxidará esa grasa. En cualquier caso, la contribución sería mínima y se puede lograr un alto grado de definición muscular sin hacer ningún ejercicio específico de abdomen.

Así que ya sabes. Si quieres la tableta, no te mates haciendo abdominales que probablemente te perjudicarán (muchos de los recomendados pueden ser dañinos).

Dedica tiempo a aprender sobre y a cuidar lo que comes. Y añade entrenamiento de fuerza de todo el cuerpo, que mejorará tu composición corporal.